Te contamos cómo ahorrar en la factura de la luz, tras el cambio aplicado en la #nuevafacturaelectrica vigente desde el pasado 1 de junio del 2021. Para fomentar el ahorro y la eficiencia energética en los hogares.

Este cambio cuenta con 3 tramos de costes diferentes en función del horario de consumo, que marcarán las horas más caras y baratas de consumo:

Horario punta
Es el más caro y el que hay que evitar a toda costa. Comprende, de lunes a viernes, entre las 10:00 y las 14:00 horas y las 18:00 y las 22:00 horas.

Horario llano
con un coste “intermedio”: comprende, de lunes a viernes, entre las 8:00 y las 10:00 horas de la mañana, las 14:00 y las 18:00 horas de la tarde y las 22:00 y las 24:00 horas de la noche.

Horario valle
Es el tramo más barato, pero al que seguramente más va a costar adaptarse porque habría que concentrar el consumo eléctrico durante la madrugada: comprende, de lunes a viernes, entre las 24:00 horas y las 8:00 de la mañana y todas las horas de los fines de semana y festivos (1 de enero, viernes santo, 1 de mayo, 12 de octubre, 1 de noviembre, 6 de diciembre, 8 de diciembre y 25 de diciembre), así como el 6 de enero.

Adaptar la potencia contratada también puede ser determinante. Y los usuarios pueden hacer hasta dos cambios gratuitos. Con una fecha límite: el 31 de mayo de 2022.

Los consumidores también podrán reducir la potencia contratada en una franja y aumentarla en la otra, con vistas a que se produzca un mayor consumo en el periodo barato (franja valle), y por lo tanto se requiera, a su vez, de una mayor potencia para concentrar el consumo de electricidad en esas horas, adaptando la potencia contratada a las necesidades reales en los nuevos hábitos de los hogares.

El objetivo de este cambio es que los consumidores desplacen su consumo de electricidad hacia los periodos de menor demanda para conseguir ahorros en el recibo y aliviar el tráfico de las redes. Si bien sabemos que es prácticamente imposible poner el horno o la vitrocerámica para cocinar de madrugada o apagar el frigorífico durante el día. En otros casos resultará sencillo evitar los horarios punta aprovechando el horario valle.

Según la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), si se realiza un cambio en los hábitos de consumo con los electrodomésticos que más se utilizan (lavadora, lavavajillas, secadora, horno, termo eléctrico y cocina eléctrica), el ahorro anual podría alcanzar los 574 euros para el horario valle y los 408 para el periodo llano. Se trata de tenerlo presente en el día a día para poder cambiar nuestros hábitos adaptándolo a la franja horaria que más conviene para nuestro bolsillo, evitando en la mayor medida las horas puntas.

Y lo más importante es que estos tramos horarios los conozcan todos los que viven en casa y para ello es buena idea colgar un esquema en la nevera para que lo tengan en cuenta.

¡Recuerda, cambia tu hábito de consumo y conseguirás no tocar tu bolsillo!

Fuente: CNMC

Traductor »
×